¿Cómo nos afecta la alimentación a la salud oral?

cómo afecta la alimentación a la salud oral

Una de las citas más ciertas, que jamás se han escrito, es la siguiente: “Somos lo que comemos”. Ahora bien, llevado a nuestra salud bucal, ¿qué deberíamos comer para asegurar un correcto funcionamiento de nuestra dentición?

Todo lo que ingerimos repercute directamente en nuestro organismo, tanto positiva como negativamente. Además, debemos tener en cuenta que lo que comemos pasa primero por la boca, siendo nuestros dientes los que antes se exponen a esos alimentos sin saber si les provocarán problemas como la caries. Así que, aparte de cepillarnos entre dos y tres veces al día, utilizar cepillos interdentales y enjuagarnos con colutorio, debemos tener en cuenta otra serie de pautas.

Cuidando de nuestra alimentación, además de poder sentirnos mejor y gozar de una buena salud, estaremos dando a nuestra cavidad oral la atención que requiere. En cambio, si no llevamos una higiene bucodental adecuada y no tenemos cuidado a la hora de alimentarnos correctamente, corremos el riesgo de dejar a las bacterias asentarse.

A continuación, tus dentistas en Barrio de Prosperidad repasan aquellos alimentos más recomendables y esos otros de los que es preferible no abusar. ¡Toma nota!

ALIMENTOS RECOMENDABLES

  • Alimentos ricos en fibra: los cereales integrales o las legumbres incrementan la producción de saliva y, con ella, la eliminación de parte de placa bacteriana.
  • Té: nos aporta flúor, que refuerza el esmalte, y polifenoles, que tienen acción antibacteriana.
  • Leche y derivados: son una imprescindible fuente de calcio.
  • Agua: nos ayuda a generar saliva y, gracias a ella, arrastrar las bacterias, disminuyendo así la probabilidad de sufrir enfermedades bucodentales.
  • Alimentos incoloros: como el arroz blanco o los pescados blancos, ya que no tiñen los dientes.
  • Frutas y verduras: favorecen la eliminación de la placa bacteriana al aumentar la producción de saliva, ¡un gran agente antibacteriano!

ALIMENTOS NO RECOMENDABLES

  • Alimentos con PH ácido: como, por ejemplo, el limón o el pomelo. Erosionan el esmalte y pueden acabar produciendo hipersensibilidad dental.
  • Refrescos o bebidas azucaradas: facilitan la aparición de caries y no son nada saludables.
  • Carbohidratos refinados: alimentos como la pasta, el pan o las galletas contienen azúcar que provoca el deterioro del diente y la posible aparición de caries. Se pueden comer, sí, pero siempre sin abusar.

Además de las recomendaciones que te acabamos de proporcionar, desde Clínica Dental Plaza Prosperidad queremos que no olvides mantener una higiene oral adecuada y realizarte revisiones periódicas para asegurar que todo funcione correctamente en tu boca. ¡Pide tu cita con nosotros!

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo!

¡PIDE TU CITA ONLINE!
1ª Visita GRATUITA

*Te confirmaremos la cita enseguida.
SOLICITAR CITA GRATUITA
O llámanos al teléfono 914 158 197