Consejos para reducir el dolor de las ortodoncias

Invertir en un aparato de ortodoncia puede ser un proceso largo y difícil, sin embargo producen una sonrisa saludable y hermosa. Dicho esto, el proceso  puede ser una experiencia muy incómoda por ello desde la Clínica Dental Plaza Prosperidad hemos compilado una lista consejos para ayudar a aliviar el dolor y hacer que los aparatos sean una experiencia más llevadera.

Comida fría y bebidas

Cuando nos lastimamos un músculo en el cuerpo, se recomienda hielo o frío para reducir el dolor y la hinchazón. Tu boca no es diferente. En situaciones en las que sientes dolor en la boca después de apretar los aparatos, se recomienda aplicar compresas frías o comer helado para reducir el dolor. Además, la hinchazón y la inflamación también se reducen.

Gárgaras de agua salada

Ciertas situaciones causan cortes y llagas en las mejillas y las encías. Hacer gárgaras por un minuto con agua tibia con sal es una gran solución para reducir la irritación.

Alimentos blandos

Cuando tus aparatos  de ortodoncia están apretados, tu encía y tus dientes generalmente se vuelven especialmente sensibles. Comer alimentos crujientes y duros durante este tiempo puede provocar dolor. En cambio, es una buena idea buscar alimentos más blandos. El yogur, la sopa y los batidos son una excelente forma de pasar el día con comidas nutritivas. Una vez que sientas que la mayor sensibilidad desaparezca, podrás volver a tus hábitos alimentarios normales.

Masajes

Los masajes son geniales para relajar los músculos de tu cuerpo cuando están apretados, bajo estrés o dolor. Los músculos de tu boca no son diferentes. Si los aparatos hacen que tus encías se hinchen, un ligero masaje de encías puede ayudar a aliviar el dolor y reducir la hinchazón.

Protectores bucales

A menudo se aconseja a los pacientes que opten por un protector bucal para proteger su boca de los alambres abrasivos de los aparatos. Si tus aparatos te causan molestias en las mejillas durante tu rutina diaria, un protector bucal es una gran opción.

Analgésicos

En situaciones donde otros remedios no proporcionan el alivio del dolor necesario, se pueden necesitar analgésicos. El ibuprofeno y otras variantes son métodos efectivos para reducir cualquier irritación y dolor que puedan surgir de los aparatos. Recuerda consultar con tu dentista o médico acerca de la dosis adecuada.

Por lo general, el dolor solo se experimenta después de que tus aparatos se aprieten y generalmente desaparece después de que tus dientes se hayan ajustado correctamente. Al final, el resultado es una hermosa sonrisa.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo!

¡PIDE TU CITA ONLINE!
1ª Visita GRATUITA

*Te confirmaremos la cita enseguida.
SOLICITAR CITA GRATUITA
O llámanos al teléfono 914 158 197